Vuelta a la rutina

Aunque la vuelta al curso nos pilla a todos llenos de buenos propósitos, pocos serán los que consigan ir al gimnasio el trimestre entero, en bicicleta al trabajo o no abandonar el curso de inglés que ahora empiezan con ilusión. Así que seguiremos con dolor de espalda, chapurreando espanglish o engordando hasta navidad.  Pero hay soluciones más allá del deporte. 

Dinafem, un banco de semillas de marihuana, puede ser una alternativa al deporte si notamos que el cuerpo se resiente por nuestro trabajo sedentario. Y es que la marihuana ha resultado ser un buen remedio para el dolor de espalda, según una reciente investigación de la Universidad de Colorado. 

Al parecer, un 90% de las personas que sufren dolor de espalda crónico sienten un “alivio considerable” al consumir cannabis.

El 81 % consideró que el alivio era mayor que si consumían los tradicionales analgésicos fuertes. La marihuana, inhalada o ingerida, supone un cambio considerable para enfermos que han probado casi todo lo que ofrece la medicina tradicional. En el caso de dolores de espalda crónicos, las alternativas terapéuticas suelen ser caras y a menudo no están cubiertas por las compañías de seguros médicos (fisioterapeutas, quinesiólogos o quiroprácticos). 

El uso de la marihuana medicinal todavía debe salvar bastantes escollos legales allí donde pretende instaurarse. 

A veces la responsabilidad es de los gobiernos municipales, a veces son decisiones judiciales que sientan jurisprudencia, y en el caso de Estados Unidos, estados que van por delante al garantizar cobertura a una población cuyos médicos ya prescriben este remedio a sus dolencias. Y aunque mucha gente todavía confunde el uso recreativo con el medicinal, pensando que una laxitud en las normas llevaría a un consumo desaforado de esta sustancia, lo cierto es que no parece haber una relación entre ambos tipos de consumo. 

Allí donde se permite a los enfermos el tratamiento con marihuana medicinal, los controles son exhaustivos.  Estos estudios  constituyen una esperanza para enfermos crónicos y una alternativa a la medicina de las grandes compañías farmacéuticas. 
Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada