Escocia dice "NO" a la independencia



El resultado del referéndum celebrado en Escocia acerca de la independencia de la región de Gran Bretaña, se ha saldado con un balance favorable a los detractores de la independencia con un 55,30% de los votos frente al 44,70% del bando independentista.

La participación ha sido masiva, depositando el voto en las urnas un 84,59% del electorado.

La razón ganó al corazón:

Incluso si acudiéramos al mero interés egoísta de los escoceses, estos deberían haber votado "NO" al independentismo.

La región obtendrá mayores competencias (aún no concretadas) sin tener que asumir los inmensos costes que acarrea el independentismo.

La libra esterlina salió reforzada, apuntándose fuertes repuntes en los mercados financieros. Las bolsas europeas dejan de lado el "fantasma independentista" y se suman a las subidas.

Europa teme un posible efecto contagio en el resto de territorios de la zona euro y que los referéndum independentistas se propaguen.

Cataluña tenía toda su atención puesta en Escocia y ha visto como sus habitantes no quieren la independencia de Reino Unido, a pesar de tener un mayor peso histórico que Cataluña. A todos se nos viene a la cabeza William Wallace en la guerra de la independencia por Escocia.

Sin cambios en el mapa:

La UE sigue siendo la que era ayer, no hay una nueva frontera en Reino Unido, ni tampoco una nueva nación.

Uno de los acontecimientos históricos más importantes de la historia de Escocia, es que siga siendo la que era, como la conocemos, una gran parte de la economía de Reino Unido.


Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada