Continúa la política monetaria expansiva, el BCE reduce los tipos de interés al 0,05%



Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo (BCE) ha anunciado una reducción en los tipos de interés, situándose de este modo en el 0,05%.

Analicemos los efectos de esta medida desde las ópticas keynesiana y friedmaniana y sus puntos de vista comunes a corto plazo.

A corto plazo, la reducción de tipos de interés moverá la curva IS (partiendo del modelo IS-LM), lo que incentivará la inversión y el consumo, desincentivando el ahorro y por lo tanto incrementando la demanda agregada, teniendo efectos sobre la creación de empleo. En este punto, coincidían Keynes y Friedman.

Para Friedman, a largo plazo, esta política solo genera un incremento en el nivel de precios, objetivo, que persigue el BCE para luchar contra la deflación y conseguir un nivel de inflación que se ajuste al objetivo del 2%.

Para Keynes, en los períodos de deflación con los tipos de interés próximos a cero, nos encontramos con la trampa de la liquidez, por lo que la política monetaria deja de ser una herramienta útil para la Economía, teniendo que adoptar políticas fiscales expansivas.

Conclusiones:

El BCE ha hecho los deberes, su misión es garantizar la estabilidad de precios y en su mano sólo tiene la política monetaria.

Ahora le toca a los gobiernos de cada uno de los Estados miembro de la UE, adoptar políticas fiscales expansivas, controlando los niveles de deuda, una tarea ardua y complicada.
Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada