El Espírito Santo, el último Banco en caer del dominó europeo ¿Para cuándo la unión bancaria?

La unión bancaria no es sinónimo de que los bancos no vayan a cerrar, si no de una reestructuración total y plena del sector realmente necesaria.

La unión bancaria implicaría que si un banco se declara insolvente, cierra una pieza independiente de un sistema independiente.

En cambio, con el sistema actual, a pesar de la independencia de las entidades crediticias, el pánico es común y se expande por los mercados como la pólvora.

El denominado "efecto contagio" que para mi siempre será el efecto dominó de Baldwin arrasa con todo a su paso.

La declaración de insolvencia del banco Espirito Santo con el sistema actual, supone un pánico que se expande por el resto de la banca portuguesa incluso los bancos lusos más sólidos notan los efectos y esto no debería ser así.




La incertidumbre que generan las entidades que caen, sobre el consumidor de servicios bancarios y financieros desembocan en los mercados financieros en los "animal spirits" de Keynes.

Portugal no es un caso aislado de esta incongruencia del sistema, en España lo pudimos ver muy de cerca, cuando las cajas se venían abajo y era necesaria la "bancarización" del sector de las cajas de ahorros pudimos ver como en el Ibex 35, bancos tan sólidos como el BBVA o el Santander notaban los efectos, lo mismo ocurrió con el caso Bankia.

Si un banco se declara insolvente, se prepara su desmantelamiento y se garantizan los depósitos de los depositantes (hasta un máximo de 100.000 euros), el quiebre de una empresa es por una mala gestión de la misma o por el simple hecho de que las pérdidas son mayores que los ingresos, pero eso para nada implica que el sector bancario en su conjunto esté en crisis.

La deflación y los consecuentes tipos de interés nominales próximos a cero, hacen pensar al consumidor racional que la banca va a pasar por "una mala racha", cuando los resultados de las entidades más fuertes nos dicen lo contrario.

De hecho recordemos la restricción de crédito, si un banco pierde dinero con una hipoteca va a conceder el mínimo de prestamos hipotecarios posible y más con la experiencia reciente de las "hipotecas subprime"

La Debacle del Banco Espírito Santo:

La entidad financiera presentó el pasado miércoles miércoles pérdidas de 3.577 millones de euros correspondientes a  los seis primeros meses de 2014 debido al descubrimiento de "contingencias extraordinarias" que no figuraban antes en sus cuentas.

Sus acciones se desplomaron un 40,3% hasta los 3 céntimos la acción por lo que ha declarado la insolvencia.

La CNMV portuguesa publicaba en comunicado oficial el siguiente mensaje:

"Comité de la Junta sobre la Comisión del Mercado de Valores (CMVM) decidió, en virtud del artículo 214 y el apartado b) del párrafo., El artículo 213 del Código portugués de Valores 2, la suspensión de la cotización de las acciones de Banco Espírito Santo, SA a la divulgación de información relevante sobre el emisor." 


Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada