Uber, la ruptura del "monopolio del Taxi"

En primer lugar, antes de abordar el motivo que ha llevado a cientos de taxistas a ir a huelga en ciudades como Madrid y Barcelona, debemos entender qué es Uber.




Según la definición de la propia empresa:

"Uber está evolucionando la forma en la que el mundo avanza. Al conectar perfectamente a pasajeros con conductores a través de nuestras aplicaciones, hacemos más accesibles las ciudades, lo cual permite más posibilidades para los pasajeros y más negocios para los conductores. Desde nuestra fundación en 2009 hasta nuestros lanzamientos en más de 70 ciudades en la actualidad, la rápida expansión de la presencia global de Uber continúa acerando a las personas y sus ciudades."

¿Qué es entonces Uber?

Uber es la aplicación práctica de lo que conocemos como "consumo colaborativo", cuyo peso ha sido creciente como consecuencia de la crisis.

De modo que la aplicación permite ver vehículos cercanos a su ubicación actual, registrados en Uber, pueden solicitar un destino y los conductores más próximos les llevan a su destino a cambio de un precio, mucho más competitivo que el de los taxis actuales.

El doble debate generado por Uber:

Uber plantea dos cuestiones perfectamente válidas, una es, el hecho de que representa competencia desleal para los taxistas, pues tienen que hacer frente al pago de licencias e impuestos que este tipo de conductores particulares no, por lo que pueden ofrecer el mismo servicio a un precio mucho menor.

Otra, que Uber fomenta la competencia y está suponiendo la ruptura del "monopolio del Taxi".

Análisis y opinión personal:

Personalmente, considero que el sector del Taxi en España debe liberalizarse, pero de un modo correcto, sin poner barreras de entrada, pero compensando a los que en su día pagaron (comprando licencias) por acceder a dicho mercado.

Por lo que el Estado debería indemnizar a los taxistas por el importe de sus licencias, determinando su valor por el precio de emisión de las mismas o usando otro criterio válido y liberalizando el sector de manera correcta, exigiendo a los conductores particulares que ejerzan función de "taxi" que lo indiquen debidamente en el vehículo y que tengan el seguro apropiado.

De este modo, los precios de transporte de personas por este medio serían más competitivos y por lo tanto beneficiaría al consumidor final.





Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada