El "Chiste" de las expectativas racionales

En teoría económica, por desgracia, como ocurre en política, a menudo nos encontramos con posturas radicales (tanto de un bando como de otro).

En el caso de los denominados "nuevos clásicos" hay un concepto que me llama especialmente la atención, el de las expectativas racionales desarrollado por Lucas y Muth.

La teoría de las expectativas racionales viene a decir algo tal que los individuos y empresas disponemos de información perfecta y somos conscientes de todo el entorno económico, político y social, tanto a corto como a largo plazo, por lo que ajustamos esas expectativas en función de esas expectativas basadas en información perfecta.

Desmontando las expectativas racionales:

Si de verdad existieran en el mundo real, alejadas del plano teórico, todos ganaríamos en bolsa a diario, los mercados bursátiles serían perfectamente predecibles y simplemente ajustaríamos nuestras operaciones de compra en función de los valores que fueran a subir y las de venta en función de aquellos valores que fueran a bajar.

Por otro lado, la crisis económica actual, no debió coger a nadie por sorpresa, pues según las expectativas racionales era perfectamente previsible y todos conocíamos de su llegada.

Para que se hagan una idea, los defensores de esta teoría, se niegan a reconocer tan siquiera que se halla dado un período de crisis económica y en los casos en que la reconocen su argumento es una política laxa de gasto público y la intervención estatal en lugar de la crisis financiera procedente del boom especulativo del sector privado.

Las expectativas son "adaptativas":

Tan sencillo de explicar, como con los fenómenos meteorológicos. Si mis expectativas preven que mañana hará buen tiempo y elevadas temperaturas elegiré ropa de verano. Pero, si mañana está lloviendo, adaptaré mis expectativas y cogeré ropa de abrigo y paraguas. (Lucas y Munth cantarían bajo la lluvia)



Nota:

Hoy les ha tocado a los "nuevos clásicos", pero también hay críticas preparadas para "postkeynesianos", pues recuerden, la única ideología de este Blog, es la imparcialidad.


Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada