Asesores fiscales afirman que el impuesto sobre sociedades se verá modificado por la reforma tributaria



En lo que a la reforma fiscal se refiere, de momento sólo tenemos como referencia el informe presentado por el Comité de expertos el pasado 14 de marzo, susceptible a crítica en varios apartados y con datos empíricos poco contrastados en otros.

Lo que sí podemos desprender del informe, a parte de un esquema de objetivos, es el hecho de que el impuesto sobre sociedades se verá modificado con la nueva reforma tributaria.

Las propuestas vinculadas al impuesto sobre sociedades por parte del Comité de expertos son las siguientes:

Reducción progresiva del tipo general en dos fases, se propone reducirlo a un 25% y, posteriormente, establecerlo en un 20%.

Supresión del régimen fiscal especial para empresas de reducida dimensión.

Supresión de todas las deducciones para incentivar la realización de determinadas actividades existentes en la actualidad (incluidas I+D+i y reinversión) excepto para la contratación de trabajadores con discapacidad.

No deducción fiscal de los deterioros contables reversibles (pérdidas de valor de los activos) hasta su realización, salvo respecto a los activos no corrientes disponibles a la venta. 


El primer punto puede incentivar la actividad empresarial al reducir el tipo general, que recordemos grava de manera directa el beneficio de las empresas.

En cuanto a la supresión del régimen fiscal para empresas de pequeño tamaño, parece que puede desincentivar a las PYMES, por lo que parece que la Comisión busca favorecer a grandes empresas con su propuesta de reforma.

En lo referente a la supresión de todas las deducciones, no se considera un punto de vital importancia en este impuesto, las deducciones por doble imposición.

El impuesto sobre sociedades presenta el problema de la doble imposición debido a que los beneficios de la empresa tras tributar por medio del impuesto sobre sociedades, vuelven a hacerlo en  los socios de la compañía (por medio del IRPF si es persona física o el IS si es persona jurídica).

Es necesario que nuestra empresa cuente con buenos asesores fiscales, como es el caso de Pfa asesores , que nos permitan llevar a cabo la declaración del impuesto sobre sociedades de manera correcta y por medio de las deducciones solventar el problema de doble imposición de este impuesto.

Destacable también en este impuesto el tratamiento de las amortizaciones. A toda empresa le interesa deducir las amortizaciones de manera íntegra en el primer período, puesto que el dinero actual vale más que el dinero futuro y muchas empresas, por desconocimiento de este hecho, no lo llevan a cabo. De ahí la importancia de que en materia fiscal y tributaria dejemos nuestra empresa en manos expertas.


Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada