Windows XP: El ejemplo tangible de la Obsolescencia Programada del Software



Ayer, martes 8 de abril de 2014, Microsoft corroboraba la teoría que he venido desarrollando hace ya bastante tiempo acerca de la Obsolescencia Programada vinculada a la innovación tecnológica y cómo esta afecta al software y los sistemas operativos de ordenadores, tablets y dispositivos móviles.

En 13 años, un sistema operativo funcional, que de hecho se ganó ser el favorito de muchos usuarios, como es el sistema Windows XP ha pasado a la historia, Microsoft ha abandonado oficialmente el soporte, así como el paquete de aplicaciones de Office 2003.

No habrá por lo tanto ni actualizaciones ni soporte técnico.

Curiosamente, el 27% de los ordenadores PC, lo que supone alrededor de 4 millones de ordenadores en España, tienen este sistema operativo instalado.

Este sistema operativo ahora es inseguro, según afirman los expertos, por lo que seguramente la transición a sistemas operativos más modernos, como puede ser Windows 8, que para nada son baratos, reportarán un buen puñado de millones de beneficio a Microsoft.

Obsolescencia programada, sin necesidad de haberla.
Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada