El "Tiburón de Wall Street", Carl Icahn, y su último objetivo: Ebay



El tiburón de Wall Street Carl Icahn sigue una estrategia muy concreta, entrar con gran peso en una gran compañía, ejercer presiones para conseguir lo que quiere y marcharse a otra para embolsarse más y más dólares. Es un tiburón por definición, un propenso al riesgo con mucho dinero que arriesgar y una táctica especulativa que hace que las empresas que cotizan de Wall Street recen porque este inversor pase de largo.

Sin duda alguna, dentro del ecosistema bursátil, este es un depredador financiero, que no para hasta que consigue sus objetivos y poniendo en evidencia a las compañías más importantes del mundo, mostrando con alarde su capacidad para incidir en las mismas.

Ya libró anteriores y sonadas gestas, entre las que merecen especial mención:

-Apple: tras hacerse con la friolera de 4.100 millones de euros en acciones de la compañía, ejerció presiones e intentó influenciar a inversores con la frase más convincente "las acciones están baratas", consiguió que Apple recomprara acciones por valor de 14.000 millones de euros. Su cotización llegó a niveles altísimos, Icahn estaba detrás.

-Netflix, su operación maestra: tras comprar el 10% de la compañía, propuso venderla a alguno de los gigantes Microsoft, Google, Amazon... Sus acciones de presión y sus negociaciones con el CEO de Netflix le llenaron los bolsillos (una revalorización del 457%)

Ahora su frente abierto está en ebay, a Icahn no le gusta PayPal (que ebay compró en 2012), por lo que persigue sacar a bolsa el 20% del sistema de pago online. La compañía está haciendo oídos sordos, debido muy en parte, a que en esta ocasión, el porcentaje de la compañía en manos de Icahn es inferior al de las gestas en que salió victorioso (posee un 2,15% de la compañía)
Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada