Los políticos, los representantes del "Lobby"

La historia de la política económica y de la política en general tiene marcados procesos de cambios, la principal lucha que se produjo por nuestros antepasados fue la búsqueda de la igualdad de voto, o el voto per cápita, un individuo = un voto.



Todo nuestro sistema gira en torno a esa filosofía, la propia idea de democracia se centra en ideas como "lo que la mayoría decida" o "lo mejor para todos".

La idea de maximización del bienestar social para conseguir un mundo mejor.

Por desgracia, la política sigue estando condicionada a la voluntad de unos pocos poderosos, y cuando la política económica está en manos de un grupo reducido de entidades que buscan el lucro, el futuro está sentenciado.

Los políticos, en teoría son los representantes del pueblo, a efectos prácticos son los representantes del "lobby".

Los grupos de presión condicionan el trascurso de la política económica, y si creen que se trata de casos aislados están equivocados, el número de lobbies en Bruselas se cuenta por cientos.

La idea del "Lobby" (pasillo, vestíbulo o antecámara según su traducción al español) surge precisamente de los pasillos del congreso y senado de los Estados Unidos, donde los grupos de presión compraban el voto de diputados y parlamentarios con sus bolsas del símbolo del dólar. 

Esto no es exclusivo de EEUU, de hecho en la UE, los lobbies están a la orden del día y en lugar del símbolo del dólar aparece el del euro, pero la idea es la misma.

El condicionamiento de los grupos de presión pone a los "europolíticos" entre la espada y la pared y para defender su puesto de empleo, muchas veces sucumben en la telaraña de intereses de estos grupos de presión.

Los lobbies, en la mayoría de los casos actúan como grupos de presión en beneficio de grandes empresas multinacionales, por lo que el principio de equidad queda muy en entredicho.

La idea de grupo de presión no trae de manera intrínseca un matiz negativo, hay grupos de presión (minoritarios) que persiguen la coexistencia de equidad, eficiencia económica y mantenimiento del medio.

Los eurodiputados y europarlamentarios reciben de manera casi diaria "sugerencias de voto" por parte de los grupos de presión.

¿Existe democracia a la hora de dictar la política económica o más bien oligarquía?





Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada