Porque nuestras funciones de utilidad altruistas sean el primer paso, para que este fin de año, sea el fin de la crisis, El Economist les desea unas felices fiestas



El ser humano tiene un grave defecto, no sabe priorizar, porque en ocasiones desconoce las funciones de utilidad altruistas y se estanca en las egoístas. Señores, no somos productos, somos personas.

Tal vez esa sea la verdadera crisis social, la verdadera crisis económica, el momento en que reemplazamos a las personas por bienes, el momento en que en lugar de dar 1kg de arroz o 5 o 10 euros a alguien que está pasando hambre, hacemos oídos sordos, miramos hacia otro lado y seguimos recto hasta el fin de la calle, donde nos espera un teléfono de 800 €, dinero, con el que podríamos salvar vidas.

¿Y qué servicios nos proporciona ese "smartphone"? Pérdida de vista, choques con farolas por la calle mientras escribimos y así de paso no vemos a la gente que lo está pasando mal...

El momento en que la educación se convirtió en aprobar un examen, para ganar más dinero en un futuro y comprar cosas estúpidas en lugar de incrementar nuestro capital humano y comprender mejor nuestro entorno.

La Microeconomía se asienta sobre el principio de que los consumidores son racionales, pues ya pueden ver que no lo son (o al menos muchos de ellos).

¿Qué individuo racional deja que alguien pase hambre por tener un bien secundario? ¿En qué momento esa maximización de utilidades fue racional, y lo que es peor, esas utilidades fueron racionales?

La crisis económica ha sido y es una crisis social.

La sociedad actual enmascara bajo un manto de hipocresía una sonrisa maliciosa. Hay individuos que consideran todo como bienes materiales, y cuando digo todo, me refiero también a las personas.

¿Ha evolucionado nuestra educación? ¿Ha evolucionado nuestra conciencia social?

La economía de la conducta no es ningún juego, es una poderosa rama de la economía, por lo que no debemos despreciarla.

En lugar de ir estas navidades a comprar algún bien (reloj, ropa...) que ya tienen por duplicado o triplicado. Hagan algo bueno de verdad.


Sigan con sus funciones de utilidad egoístas y tendrán un puñado de coches y casas, cambien a las altruistas y tendrán un mañana mejor.

Felices Fiestas.


Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada