¿Son las redes sociales la nueva burbuja tecnológica?


Cuando se trata de invertir en variables, generalmente en acciones, asumimos riesgos e incertidumbre.

En el caso de las redes sociales se plantea otro problema, es su intangibilidad, son servicios que consumimos a diario, pero ¿dónde están ubicados? ¿son seguros? ¿puede fallar su servidor?




La burbuja tecnológica de la década del 2000 era de bienes tangibles, un ordenador es un bien, otra cosa es que valoremos su valor en función de los servicios que nos presta, como por ejemplo permitirnos el acceso a un servicio intangible como puede ser facebook o twitter y comunicarnos con nuestros amigos, subir fotos, enterarnos de las últimas noticias...

El problema de este tipo de empresas a la hora de salir a bolsa, es que sus acciones son especialmente susceptibles de movimientos especulativos que buscan la "rentabilidad fácil" y generan mucha volatilidad en los mercados.

Estos movimientos generalmente son llevados a cabo por grandes corporaciones de inversión, como pueden ser Goldman Sachs y JP Morgan.

Estas son capaces de alterar el precio de las acciones debido a sus fuertes volúmenes de compra, por lo que pueden hacer que twitter suba hoy un 40% y baje mañana un 20%...

Lo recomendable es que el inversor de a pie se limite a usar sus servicios y no a invertir en sus acciones, puesto que son valores generalmente con tendencia volátil. 

No al menos en el corto plazo.

Si se define una tendencia alcista con pequeñas correcciones sí es recomendable.

Por ejemplo, si vemos de manera muy clara cuando lleven cotizando un par de años que siguen la tendencia de compañías como Google, pueden ser una muy buena opción para nuestra cartera de inversiones.

Pero aventurarse a lo desconocido entraña un riesgo extra para nuestra cartera, son ustedes los que deben decidir si están dispuestos a asumirlo o no.






Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada