Los bienes posicionales existen, porque hay consumidores irracionales que reverencian al "statu quo"


Hay individuos que son muy difíciles de estudiar en economía, especialmente en la Microeconomía, que se encarga del estudio del comportamiento de los agentes individuales.




Estos individuos rompen el supuesto económico por excelencia, el comportamiento racional.

Piensan que poseer un bien único les hace estar por encima del resto cuando en realidad no lo es.

Reverencian el "statu quo" porque son tan superficiales cómo este.

¿Qué vale más, un formula uno o un vaso de agua?

El incrédulo e insensato que venere los bienes posicionales dirá sin pensarlo dos veces ¡el fórmula uno!
Muy bien, tenga su fórmula uno, se encuentra en el desierto, en el que el agua es un bien muy escaso, no tiene agua en 200 kilómetros a la redonda y su fórmula uno es incapaz de avanzar ni un centímetro en ese terreno arenoso, su estupidez, puede costarle la vida.

Los bienes posicionales son una situación ineficiente, en la que sólo hay un ganador, el que tiene el bien posicional.

La carrera posicional es muy característica en el comportamiento de algunos individuos de economías desarrolladas.

El típico tópico de el vecino se ha comprado un coche, pues yo me compro uno mejor.

Toda esa parafernalia de comportamiento irracional es lo que demuestra que los que más aparentan tener son los que menos utilidad obtienen. Debido a que en la carrera de bienes posicionales, puede que ganen una vez, pero en el 99,999% de los casos, perderán.




Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada