Invertir en un MBA, la clave para conseguir la señal de mercado que nos lleve al éxito


Una vez concluidos los estudios universitarios de grado o licenciatura, todos los recién graduados se plantean la misma pregunta ¿aumentar mi formación aún más o empezar a trabajar?.




La respuesta, salvo que tu situación económica te lo impida, es incrementar la formación por medio de un Master in Business Administration (MBA), esto nos permitirá incrementar no sólo nuestros conocimientos y especializarnos, si no que además conseguiremos una señal de mercado que nos diferencie del resto de graduados y licenciados de nuestra misma carrera, por ejemplo economía o ADE.

El MBA nos abrirá la puerta a mercados laborales internacionales y a las empresas mejor valoradas.

El hecho de que optemos por seguir aumentando nuestra formación en lugar de pasar a formar parte del mercado laboral indica iniciativa y liderazgo por nuestra parte.

De hecho, una buena opción, es cursar un mba executive , si el espíritu de liderazgo y la iniciativa propia son nuestra seña de identidad.

Por otro lado, debemos elegir una institución de renombre y prestigio para poder lanzar otra señal al mercado, esta señal, consiste no en marcar nuestras capacidades profesionales si no nuestra solvencia económica y mostrar que tenemos una vida estable, sin altibajos que puedan alterar nuestra productividad de manera negativa.

Este aspecto es muy importante, de hecho todas las entrevistas de trabajo tienen en cuenta la estabilidad personal a la hora de contratar al sujeto más adecuado para el puesto, de ahí las preguntas acerca de la situación sentimental, si tiene hijos o no...

Una de las instituciones altamente respetada en los entornos económicos y empresariales es la Escuela Europea de Negocios (EEN), caracterizada por formar profesionales que culminarán su formación académica con una exitosa vida laboral.

Cursar estudios de posgrado es una cuestión muy analizada dentro del mundo de la Economía, desde el punto de vista del coste de oportunidad y de los beneficios esperados, podemos calcular el valor actual neto en el caso de que cursemos un MBA y en el caso de que no lo cursemos y podemos ver que realmente merece la pena continuar ampliando nuestros conocimientos uno o dos años.

Cursar un MBA es lo que diferencia en muchas ocasiones de la vida laboral a un líder de un seguidor, podemos analizarlo desde el punto de vista de la teoría de decisión y juegos con un equilibrio de Stackelberg.

Todo el mundo quiere llegar a ser un ejecutivo de renombre, pero sólo el que se esfuerza y toma la iniciativa llegará a serlo.

La formación es una de esas inversiones en las que siempre se obtiene rentabilidad positiva. No dudes a la hora de incorporarla en tu cartera, sin ella, no sabrás gestionar el resto.

Porque para dirigir, organizar y planificar antes ha sido necesario haber aprendido a llevar a cabo estas tres acciones.






Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada