Emprender minimizando riesgos: Abrir dos pequeños locales comerciales en lugar de uno grande



Muchos empresarios a menudo se lanzan a la piscina de golpe y ponen en juego todo el dinero que llevan ahorrando durante años en un negocio con una localización centralizada en un único lugar geográfico y en un gran lugar comercial, grave error.

Si en lugar de destinar toda nuestra inversión a un gran local comercial, la destinamos a dos locales comerciales de menor tamaño en zonas geográficas distintas, diversificaremos riesgos y reduciremos costes.
(El coste marginal de un local de tamaño grande es mayor que el de dos locales comerciales pequeños).




De modo que si por ejemplo, nuestra compañía se dedica a la venta de seguros y abrimos dos locales en España, uno en Burgos y otro en Cádiz, puede que en Burgos la demanda de pólizas de seguros se encuentre estancada mientras que en Cádiz el negocio vaya muy bien, por lo que podemos compensar las pérdidas de una oficina con las ganancias de la otra.

Con las ganancias que vayamos obteniendo vamos abriendo nuevas oficinas en distintos lugares, no necesariamente sólo en España, también puede ser por el resto de Europa o del Mundo, de este modo el riesgo será cada vez mejor.

Si hubiéramos apostado todo a una cara, puede que en ese lugar el negocio fuera mal y el resultado a largo plazo, habría sido el cierre de la empresa.






Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada