Y yo me pregunto

Cuando vas por la calle y te topas con una manifestación o le preguntas a alguien acerca de la situación económica actual, la respuesta más típica (a menos que te topes con un economista) será :

Los recortes, los recortes...



Pero tenemos tantos argumentos para no quedarnos en los recortes, los recortes, simplemente planteándonos preguntas como seres racionales y que muestran lo penoso de nuestro sistema político y de como comprar a un político es más fácil que ir a comprar un chicle a un kiosco (las transferencias bancarias se pueden hacer desde casa, para comprar el chicle implica un coste de suela de zapatos y/o de desplazamiento)

En lugar de responder a la pregunta ¿por qué protestas? o ¿qué reivindicas?

Podemos responder con preguntas que harán ver al interesado o interesada en qué situación  nos encontramos.


Yo me he formulado las siguientes:


Por qué tenemos que pagar los errores de la banca?

Por qué cuando ellos asumieron más riesgos el estado aseguró sus pérdidas con el dinero del contribuyente fomentando a su vez que corrieran riesgos innecesarios?

Por qué el rescate a la banca le ha costado 1000 euros a cada español y 0 al señor banquero que está sentado en su trono de oro?

Es eso justicia social?

Es eso medir la capacidad de pago del contribuyente?

Piénsalo.





Compartir en Google Plus