Riesgo Moral, el sector bancario y el Estado español juegan al mismo juego


El riesgo moral es conocido bien en el mundo bursátil por los operadores e intermediarios financieros "brokers", aquellos que juegan con el dinero de la gente que confía en ellos, sabiendo que si pierden, ellos no perderán y si ganan se llevarán un cuantioso porcentaje de los beneficios.






En el ámbito del sector bancario y el Estado español el plano del concepto es distinto, pero la esencia es la misma.




El sector bancario juega a ganar con el dinero de los depositantes, si gana, al invertir a alto riesgo, gana mucho más dinero de lo que ganaría jugando en situaciones de riesgo "normal". Si pierde, es rescatado por el Estado, por lo que nunca pierde.




¿Por qué no le puede reprochar nada el Estado a la banca?




Porque juega al mismo juego, en el período 2004-2007 la burbuja de la construcción fue inflada además de por la especulación inmobiliaria y financiera, por los planes de construcción de infraestructuras públicas financiados por el Estado.




Si salía bien, el crecimiento económico sería inigualable, si salía mal, llegarían los recortes y como último recurso el rescate por parte del BCE o la troika (BCE, FMI, CE)



¿Qué pasa si todos los Estados y bancos juegan al mismo juego?



Que los rescatadores no tienen fondos suficientes para rescatar, de ahí, que los fondos de rescate estén bajo mínimos, el último que pida el rescate, puede ser el primero en caer.




Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada