Autofinanciación de los Sindicatos y organizaciones Políticas YA !




Si quieres pertenecer a un partido político, una organización o un sindicato, que no sea con mi dinero. Eso es lo que piensa una inmensa mayoría de españoles.



Los sindicatos son necesarios, es muy cierto, actúan como lobby en el mercado laboral, pero como en ocasiones toman medidas injustificadas (como impedir el derecho al trabajo, robar supermercados...) y el interés privado les corrompe cuando tienen delante la "guinda" del dinero público, la solución es clara, la autofinanciación privada.




Quieres sindicato? Págalo ! No quieres? No lo pagues.

Cuando surgen los sindicatos como grupo de presión, los Estados no sólo no les daban ayudas sino que no les daban voto, por fortuna esto último a cambiado, pero lo primero no ha cambiado como debiera.

¿Por qué si no estoy de acuerdo con algo, tengo que financiarlo?

Con el tema de los sindicatos no hay opción, hagas lo que hagas, ellos ya se llevan tu parte de trabajo y a cambio un par de veces al año, realizan movilizaciones (para que a los políticos no se les suba el poder a la cabeza) que cuestan millones y millones de euros, tumban las expectativas de cara al exterior y encima hay que subvencionar sus acciones.

Incluídas las de algunos piquetes, que lejos de ser informativos, son coactivos del derecho al trabajo innato en cada uno de nosotros.

De ahí la necesidad de crear un sistema de autofinanciación, como en los partidos políticos ¿crees que son necesarios y te pueden ayudar?, te afilias, pagas una cuota fija mensual y/o anual y listo.

Ahora no hay opción.

El tema del dinero público a la iglesia ha sido muy criticado, pero al menos en la declaración de la renta hay dos opciones, para la iglesia y para otros fines sociales.

Sólo esto o lo otro.

Sin duda debería realizarse un referéndum "abierto" sobre este tema, abriendo propuestas como la donación para cumplir los objetivos del desarrollo del milenio, acabar con el hambre, la repoblación forestal...

Y no esas simples dos opciones, aunque por lo menos ya puedes elegir, dentro de una enorme restricción.

Con los sindicatos no puedes, o pagas, o pagas.




Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada