Steve Jobs y el relevo generacional mejor planeado de la historia del mundo empresarial

En materia empresarial las empresas y las personas tienen algo en común, no son inmortales.

Una persona puede vivir 40, 70 ó 100 años, una empresa 10, 100 ó 500.






Steve Jobs, uno de los mayores innovadores de la historia del mundo empresarial conocía este fenómeno a la perfección, por eso fue capaz de innovar no sólo en sus productos sino a la hora de organizar su relevo generacional.


El fenómeno del relevo generacional es un proceso difícil, las empresas al perder a su "alma matter", su líder, pierden un poco el rumbo de sus objetivos a menos a nivel psicológico, los inversores desconfían y en ocasiones la empresa se devalúa entre el 30 y el 50% del total de sus activos.





Pero con Apple, esto no ha pasado, si no justo lo contrario. 1 año después de la muerte de Steve Jobs, la empresa ha pasado de cotizar en la zona de los 400 $ a superar holgadamente los 600$, los más optimistas afirman que superará los 1000$/acción.





¿A qué es debido esto? ¿Esta Tim Cook a la altura del gran Steve Jobs?




Esto se debe fundamentalmente al hecho de que Jobs, dejó la empresa enfocada al relevo generacional de modo que el sustituto sin necesidad de innovar en el medio plazo pudiera triunfar.




Es decir, dejó una linea de productos, los iPad, iPhone, iPod... con unos clientes muy fidelizados, de modo que no hace falta crear algo nuevo, sino introducir una pequeña actualización en algo ya existente, por mínima que fuera, los seguidores de Apple los comprarían.




"Los usuarios quieren un producto y todavía no lo saben".




Uno de los principios del marketing dice que la diferencia entre un buen producto y un mal producto radica en el modo de venderlo y venderse.




El producto malo, hay que venderlo, el bueno se vende solo.




Tim Cook, no es Steve Jobs y eso lo sabemos todos, pero su modo de llevar la empresa  e incluso su apariencia física han sido cuidadas hasta el extremo...


 de modo que todo siga como si Steve siguiera.




Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada