¿Es positivo un rescate a España? para los especuladores sí, para los ciudadanos no

Con los nuevos rumores de Grecia, la prima de riesgo volviendo a niveles de 500 puntos básicos y la noticia que inunda la red que abarca la posibilidad de que se estén negociando las condiciones y cláusulas de un rescate a España, la mayoría de los españoles nos formulamos una pregunta

¿Es positivo un rescate a España?



Respuesta desde el punto de vista de los especuladores:

El rescate será muy positivo para España, puesto que al contrario de Grecia, se produciría un rescate "light" suficiente para hacer una reestructuración del gasto público y de la Banca, la prima de riesgo caería considerablemente o al menos a corto plazo cuando los especuladores vieran saciados sus intereses y los que fueron bajistas con el bono español a diez años, serán alcistas, eso a corto plazo, que en los mercados se traduce en menos de una semana e incluso si fuera un movimiento a largo plazo habría un gran préstamo que pagar, estos negocian si los intereses a pagar son de 1000 millones o de 10.000 millones de euros.

Respuesta desde el punto de vista del ciudadano medio:

Lo que hagan los primeros nos importa poco, más bien nada, un rescate blando a España podría rondar los 300.000 millones de euros, un 30% del PIB aproximadamente; a efectos prácticos es como si una familia que tiene una deuda del 70% de sus ingresos pide un préstamo para intentar reducir su deuda que supone el 30% de sus ingresos, el dinero del que dispone en ese momento hace que la deuda a la que tiene que hacer frente parezca del 40% cuando en realidad es del 100%.

Un rescate, supondría priorizar aún más los objetivos del déficit dejando de lado los intereses del ciudadano, por lo que el Estado del bienestar se vería todavía más amenazado.

La deuda a pagar sería todavía mayor, por lo que si el presidente del gobierno continua con su política de recortes, habría más recortes para hacer frente a la deuda.

La pérdida de soberanía:

Sin soberanía económica no hay soberanía económica, por lo que al priorizar el objetivo del déficit como único, se dejaría de lado un factor vital, que de hecho ya se está dejando al margen, el consumo de familias y economías domésticas.

El consumo supone unos ingresos que rondan el 60% del Producto interior bruto de nuestro país, con los recortes y la reducción de la renta disponible el consumo se vería seriamente afectado y con  él, los ingresos fiscales del Estado.


Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada